Los presupuestos del MAPA impulsarán la competitividad, sostenibilidad y rentabilidad del sector agroalimentario

El presupuesto total consolidado del ministerio tiene una dotación de 8.496,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,47 % con respecto al presupuesto de 2019

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha comparecido en el pleno del Congreso de los Diputados para exponer las principales líneas del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, en lo que se refiere a los créditos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Según ha destacado, con los presupuestos de 2021 se sientan las bases para la transformación económica y social del país, con unos pilares más robustos, competitivos y solidarios. En este contexto, Planas ha asegurado que los presupuestos del ministerio están enfocados a impulsar la competitividad, la sostenibilidad y la rentabilidad del sector agroalimentario en su conjunto. Todo ello en colaboración con las comunidades autónomas, en la triple dimensión económica, social y medioambiental.

Además, ha señalado que los presupuestos tendrán muy en cuenta a los sectores que están teniendo especiales dificultades como consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19. Para ello, las cuentas se articulan hacia un modelo de crecimiento económico equilibrado, inclusivo y duradero.

El presupuesto total consolidado del ministerio tiene una dotación para 2021 de 8.496,2 millones de euros (incluidos los 406,5 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia), lo que supone un incremento del 10,47 % con respecto al presupuesto de 2019 (prorrogados para 2020).

Antes de detallar las principales cifras, Planas ha destacado que los fondos europeos en el presupuesto procedentes de la Política Agraria Común (7.159 millones de euros, de los que 5.794 millones de euros corresponden al primer pilar y 1.365 millones al desarrollo rural) van a permitir mantener la renta de los agricultores, apoyar a los jóvenes y a las mujeres rurales, la formación, la innovación y la digitalización, así como el impulso de medidas a favor del medio rural, el clima y el medio ambiente.

A este respecto, Planas ha destacado el “éxito notable” que ha supuesto la decisión comunitaria, el pasado viernes, de mantener íntegra la dotación de 268 millones de euros para el Programas de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad (POSEI) para Canarias.

Por otro lado, ha puesto de relieve los 406,5 millones de euros del componente 3 del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dedicados a financiar once proyectos de inversión en cuestiones como el ahorro de agua, la eficiencia energética en la agricultura o el apoyo a la digitalización.

AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN

Planas ha detallado que el área de agricultura y alimentación contará con 8.069 millones de euros. En esta área destacan las políticas destinadas a lograr un desarrollo rural sostenible, mediante una transformación justa, equilibrada y sostenible del sector agroalimentario. Con ellas se quiere contribuir a la transformación digital del medio rural, como herramienta para hacer más atractivas las condiciones de vida, trabajo y emprendimiento, y favorecer así la instalación de jóvenes, mujeres y talento en el territorio.

Para las actuaciones de desarrollo rural, el ministerio contará con 1.489 millones de euros, de los que 1.365 millones corresponden a transferencias de del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), canalizadas a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

En materia de agroalimentario, el objetivo es orientar las producciones hacia las nuevas demandas de la sociedad y el nuevo enfoque medioambiental de la PAC, buscando a través de la triple sostenibilidad la rentabilidad de las explotaciones el mantenimiento de un medio rural vivo.

El ministro también ha recalcado los trabajos que se van a acometer en materia de regadíos, con el objetivo de lograr un uso más eficiente de los recursos hídricos y generar así valor añadido a las producciones. Para su impulso se dispondrá de 38,4 millones de euros. A esta cantidad habría que sumar los 260 millones para inversiones, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE, que recibirá SEIASA para el desarrollo de la política de regadíos.

PESCA

En el ámbito pesquero, la propuesta de presupuesto asciende a 83,38 millones de euros, un 30,7% más que en el presupuesto anterior. Para el ministro, esta cantidad nos debe permitir consolidar la apuesta del Gobierno por una gestión pesquera sostenible, basada en el mejor conocimiento científico, de acuerdo con la Política Pesquera Común, así como impulsar la estabilidad social y económica del sector.

El presupuesto en materia pesquera incluye dos grandes líneas de actuación. Ambas aumentan de forma significativa. La primera de ellas, dotada con 27,5 millones de euros (+42,5 %), dirige sus esfuerzos a la protección de los recursos pesqueros y el desarrollo sostenible, con inversiones para la operatividad de los buques de investigación pesquera y para las reservas marinas de interés pesquero.

Y en la segunda línea se contará con 54,28 millones de euros (+25,2 %) para la mejora de las estructuras y mercados pesqueros, en cuyo ámbito se encuadran actuaciones para asegurar la operatividad de medios de inspección, así como el establecimiento de un Sistema de Información Pesquero (SIPE), que asegura los nuevos desarrollos informáticos como el Diario electrónico de a bordo o el Centro de Seguimiento de Pesca.

En el ámbito de la ordenación de la flota pesquera española, el ministro ha anunciado la creación de una línea de 10 millones de euros (incluida la partida prevista en el mecanismo de recuperación) para favorecer la financiación al sector pesquero extractivo, acuícola y transformador, mediante el reafianzamiento de avales a través de Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA).

SEGUROS AGRARIOS

El ministro ha tenido una mención especial a los seguros agrarios, una de las principales políticas del ministerio y pilar fundamental de la política agraria de España que contribuye al mantenimiento de las rentas de agricultores y ganaderos y a la viabilidad económica de sus explotaciones.

Dada su creciente importancia, el presupuesto previsto para subvencionar el seguro agrario en el Plan 2021 asciende a 251,2 millones de euros, dotación que supera en 40 millones el presupuesto aprobado durante los últimos 5 años.

Planas ha subrayado la importancia y utilidad del seguro agrario, como ha quedado demostrado especialmente en 2017 y 2018, años de extraordinaria siniestralidad por fenómenos naturales adversos y en los que las indemnizaciones abonadas superaron los 700 millones de euros.

De igual forma, ha puesto en valor la línea de 10,65 millones de euros para la renovación de maquinaria agrícola, lo que supone un incremento notable de casi un tercio de lo consignado en el anterior presupuesto. Para el ministro, el interés por estas ayudas muestra la competitividad, modernización e innovación del sector primario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta