25 Nov 2020 Pedro Herraiz: “En Extremadura hay 13.000 ejemplares de los 50.000 que tiene la raza”

Hablamos con el secretario ejecutivo de la Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Avileña-Negra Ibérica (AECRANI) en el marco de la Subasta Nacional de Trujillo

Hablamos con Pedro Herraiz, secretario ejecutivo de la Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Avileña-Negra Ibérica (AECRANI), en el marco de la Subasta Nacional que se llevó a cabo en el Mercado de Ganados de Trujillo la semana pasada.

¿Qué peso tiene la Avileña-Negra Ibérica en Extremadura? 

En Extremadura hay 13.000 ejemplares de los 50.000 que tiene la raza. Son aproximadamente entre un 18 y un 22% de la cabaña de raza Avileña-Negra Ibérica.

Este año, por la pandemia del COVID-19, el Certamen tradicional de Trujillo no se ha llevado a cabo. Sin embargo, la Asociación ha decidido organizar una Subasta en el Mercado de Ganados de la localidad. ¿Por qué?

Nosotros entendemos que las subastas con ganado presencial son imprescindibles y casi la única manera de que este tipo de animales de raza autóctona, donde todavía una parte de la información se basa en la forma y en el aspecto exterior más que en datos genéticos, necesitan ser visitados y, de alguna forma, analizados tranquilamente. Es la opción que tenemos porque creemos que de manera virtual es muy complicado.

La experiencia con Ávila, aunque la situación de la pandemia era más suave, fue muy positiva. Entendemos que fue una Feria que dentro de las grandes dificultades se pudo celebrar razonablemente bien y por eso hemos pensado que era otra oportunidad para Trujillo. Creemos que es la única fórmula de que nuestra raza se desarrolle.

Esta subasta está organizada de manera muy similar a la que se llevó a cabo en Ávila hace unos meses. ¿Es difícil organizar eventos presenciales con las normas de bioseguridad que hay que cumplir por la pandemia?

Más que difícil lo que hay que ser es muy ordenado. Es decir, cumplir unos baremos, comprometernos a llevarlos a cabo y ser muy estrictos. Si es así, no hay ningún problema porque la administración pública aunque exige muchos papeles, que es lo que hace para organizar cualquier otro certamen, no dificulta para lo que es su celebración, lo que, de alguna manera, incluso anima a que haya una actividad económica y creemos que es muy importante, pero lógicamente con un nivel de bioseguridad que se cumpla realmente, guardando y distancias y todos esos aspectos que ya conocemos todos pero que también tenemos que llevarlos a cabo.

¿Han respondido bien los ganaderos de la raza a este tipo de subastas?

En mi opinión sí. Bastante bien. Ávila, como hemos comentado, es un buen ejemplo, y aquí tienen que responder bien dos partes: el ganadero productor que quiere vender reproductores y el ganadero que es criador pero que necesita adquirir sementales o hembras para poder mantener su ganadería. Y en principio están vendiendo y están adquiriendo, y hay un mercado que se sigue desarrollando. No al mismo ritmo, pero por lo menos se lleva a cabo.

¿Hay muchos interesados en la compra de ejemplares?

Sí, porque bien en las ferias o bien fuera de ellas, ha sido un año razonablemente bueno para el ganado selecto y para la venta de ganado de vida y de reproductores, pero lo que sí es cierto es que un año, y otro, y otro vamos teniendo algún problema. El año fue la tremenda sequía, este año es que como consecuencia del COVID los precios son muy bajos, estamos hablando de un descenso del mercado de un 20-30% en los terneros y también en la carne, pero es que lo último que nos está sucediendo es que los chinos se están llevando una parte de los cereales, supongo que para dar de comer al porcino de allí, y por otro lado la soja también se ha encarecido muchísimo, entonces se supone que en las tres últimas semanas el precio del pienso se ha incrementado en un 20%. Como tristemente en nuestra ganadería extensiva también dependemos de los cereales y de las proteínas supone otro encarecimiento más de los inputs. Vendiendo barato y comprando las materias primas más caras… así nos está yendo.

De cara al año que viene, y si la situación sanitaria sigue siendo complicada, ¿se plantea la Asociación realizar alguna Subasta de este estilo en otros entornos?

Sí. Nosotros nos apuntamos a cualquier tipo de subasta que esté, si es presencial, suficientemente controlada y que haya interés por parte del ganadero que vende y del que compra o, si son virtuales, también nos parece interesante aunque entendemos que es sobre todo más difícil de cara a que la gente se acostumbre, pero, por otro lado, a mí personalmente me genera problemas. Por ejemplo, el control de los animales que se llevan a subasta sanitariamente ya es una dificultad porque si yo soy un ganadero de Extremadura, llevo a la subasta de Colmenar Viejo, vendo dos toros y resulta que el comprador o yo mismo tengo una situación de movilidad reducida, no sé si al final se va a poder proceder y llevar a cabo ese movimiento. Si yo soy un ganadero que tengo 20 novillas y se las vendo a cinco señores, van a tener que ir cinco personas a la finca, a cargar cada uno los animales que haya comprado y es otra dificultad añadida, es decir, no es tan evidente el tema de venta virtual, por lo menos cuando estamos hablando de muchos animales.

Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter