22 Nov 2017 Los Veintiocho aprueban las nuevas normas para la agricultura ecológica

Los cambios han sido aprobados por los Estados miembros representado en el Comité Especial de Agricultura de la UE y entrarán en vigor el 1 de enero de 2021

Los países de la Unión Europea han aprobado este lunes las nuevas reglas comunitarias sobre agricultura y etiquetado de productos ecológicos, cuyo objetivo es modernizar la legislación en vigor e impulsar así el desarrollo sostenible de producción ecológica en el bloque comunitario.

Las normas actualizadas también buscan garantizar una competencia justa entre agricultores y otros operadores del sector, prevenir el fraude y las prácticas desleales e incrementar la confianza de los consumidores en los productos ecológicos.

En concreto, los cambios han sido aprobados por los Estados miembros representado en el Comité Especial de Agricultura de la UE y entrarán en vigor el 1 de enero de 2021. No obstante, deben recibir antes el respaldo del Parlamento Europeo.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha destacado que el visto bueno de los países a las nuevas normas “representa una etapa importante para el sector”, que experimenta en la actualidad un “rápido” crecimiento y que podrá continuar creciendo gracias a unas “reglas claras y equilibradas para todos”.

“Las nuevas reglas pondrán fin al sistema existente de excepciones a la carta. Se aplicarán a todos los productos ‘bio’ vendidos en la UE, ya sean productos de la UE o importados. Además, medidas más estrictas de precaución reducirán el riesgo de contaminación accidental por sustancias no autorizadas”, ha subrayado el comisario irlandés.

Según el acuerdo preliminar alcanzado por la Eurocámara y los Estados miembros a finales de junio, las importaciones de productos ecológicos tendrán que cumplir exactamente con los mismos estándares que existen en la UE, mientras que eliminarán progresivamente las reglas de equivalencia que permiten a terceros países exportar al bloque comunitario cumpliendo normas similares pero no exactas.

Por otro lado, los productores estarán obligados a aplicar medidas preventivas para evitar la contaminación de sus productos mediante el uso de pesticidas. Aquellos productos de los que se sospeche la presencia de un pesticida no autorizado no podrán ser etiquetados como ecológicos. Asimismo, si la contaminación ha sido deliberada o el agricultor ha fallado al introducir medidas preventivas, se perderá el estatus ecológico.

Asimismo, los Estados miembros que aplican actualmente umbrales para las sustancias no autorizadas en alimentos ecológicos podrán seguir haciéndolo si permiten que los alimentos ecológicos de otros países que cumplen con las normas europeas accedan a sus mercados.

Finalmente, para impulsar la producción de alimentos ecológicos, las nuevas normas pretenden incrementar la oferta de semillas y animales ecológicos, permitirán la existencia de granjas “mixtas” que se dediquen tanto a la agricultura convencional como a la ecológica siempre que separen “claramente” dichas actividades y facilitarán la autorización para pequeños productores.

Puede acceder a la declaración completa de Phil Hogan haciendo click aquí y a las preguntas y respuestas acerca de las nuevas normas sobre agricultura ecológica a través de este enlace.

Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter