10 Dic El MAPA expone la importancia de la lucha contra el desperdicio alimentario

La subsecretaria del Ministerio ha definido el seguro agrario como un eficaz mecanismo de gestión de riesgos y un elemento importantísimo de adaptación al cambio climático

La subsecretaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Maria Dolores Ocaña, ha participado en la presentación de las características y funcionamiento del sistema de seguros agrarios en España, como instrumento de adaptación del sector agrario al cambio climático, uno de los actos organizados hoy en el marco del Día de la Agricultura y los Bosques en la COP25.

En su intervención ha señalado la necesidad de que se adopten con urgencia, también a escala global, las medidas de mitigación más oportunas para reducir la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento de nuestro planeta.

Unas medidas de mitigación que han de ser complementadas con las necesarias medidas de adaptación, dónde los instrumentos de gestión de riesgos juegan un papel fundamental. Por ello ha destacado el papel del sistema de seguros agrarios que se ha consolidado como una herramienta básica de la política agraria nacional y una prioridad para el sector agrario, por su contribución al sostenimiento de la renta de las explotaciones, especialmente ante un escenario de siniestralidad creciente, como ha quedado patente a lo largo de los tres últimos años, periodo en el que los asegurados van a percibir más de 2.000 millones de € en concepto de indemnizaciones.

Unas cifras, ha explicado, que ponen de manifiesto que el seguro agrario es un eficaz mecanismo de gestión de riesgos, un elemento importantísimo de adaptación al cambio climático, por cuanto aumenta la resiliencia y la competitividad de los asegurados.

MEJORAR LA SENSIBILIZACIÓN ANTE EL DESPERDICIO ALIMENTARIO

Por su parte, el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, ha participado en un foro sobre desperdicio y cambio climático, donde ha subrayado la importancia de incrementar el conocimiento sobre el desperdicio y poder contribuir así a mejorar la sensibilización de los ciudadanos ante este problema. En este sentido, ha destacado el valor que tienen el uso de buenas prácticas en los hogares, la industria y la hostelería, así como el desarrollo de aspectos normativos.

En este sentido, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tiene en la lucha contra las pérdidas y el desperdicio de alimentos una de sus prioridades, y está incluida dentro de sus políticas de sostenibilidad. Precisamente, la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos pueden ayudar a conseguir un sistema de producción de alimentos más sostenible en el largo plazo.

Para luchar contra este problema, el Ministerio desarrolla desde 2013 la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, organizada en torno a 8 grandes áreas de actuación, como son la generación de conocimiento, formación y sensibilización, fomento de buenas prácticas, colaboración con otros agentes, acuerdos sectoriales aspectos normativos, Investigación e innovación y desperdicio alimentario, medio ambiente y cambio climático.

Asimismo, el Ministerio es miembro activo de la Plataforma UE para las pérdidas y el desperdicio de alimentos, aportando la experiencia y conocimientos generados en el desarrollo de la Estrategia.

Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter