Mª Dolores López: “Entre los objetivos de ACRIFLOR está la expansión de la raza y exportar material genético es una de las vías para conseguirlo”

La raza Florida ha iniciado el año con una exportación de animales a Portugal. En esta entrevista hablamos con la secretaria ejecutiva de ACRIFLOR sobre nuevos mercados y exportación

La raza Florida ha comenzado 2021 abriendo fronteras con una exportación a Portugal, pero en su trayectoria fuera de España Italia y Francia también tiene mucho peso. Mª Dolores López, secretaria ejecutiva de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Caprino de Raza Florida (ACRIFLOR) nos habla de nuevos mercados y exportación en esta entrevista:

¿Desde cuándo se exporta la raza Florida?

Las primeras exportaciones se llevaron a cabo sobre el año 2012 y, como todos los inicios, se producen por cercanía. Así que fue Portugal nuestro primer destino, como continuidad a nuestro movimiento natural de expansión hacia Andalucía occidental y Extremadura.

¿A qué países se han realizado exportaciones hasta la fecha?

Tres han sido los mercados: Portugal, como ya he indicado; Italia, por sus condiciones naturales tan parecidas a España; y Francia, verdadero referente en el mundo del caprino.

¿Se tiene previsto algún envío más para este 2021?

Las demandas del mercado son imprevisibles y más las de exportación, pero el movimiento es continuo. En estos momentos hay una petición para exportar más de 200 ejemplares por el mes de mayo a Italia y hace unos días recibimos la notificación, por parte del grupo de exportación que recientemente hemos constituido junto a FEAGAS, con el apoyo del ICEX, de un interés formal en adquirir 2.000 cabras para un cliente ruso. Petición que hemos puesto en trámite ya.

¿Sólo se exportan animales en vivo o también material genético?

El objetivo de una Asociación como la nuestra debe ser la expansión de nuestra raza. La exportación de nuestro material genético es una de las vías para esa expansión, quizá de las que más ilusionan, pues demuestra que las cualidades genéticas de nuestros animales las hacen ideales para su supervivencia y alta producción en cualquier tipo de ambiente del planeta.

Si bien, como un tipo de labor que se ha efectuado de forma milenaria, la venta de animales vivos prima ahora mismo cuando hablamos de exportación.

Esperemos que la concepción del grupo Livestock Genetics from Spain para la exportación genética de un giro, al menos en abastecer la demanda que llega de animales vivos, y se empiece con las primeras exportaciones en material genético.

¿Cómo se gestionan estas transacciones desde la Asociación?

En ACRIFLOR centralizamos la información comercial de aquellos compradores interesados y la transmitimos a los socios, asesorándolos en caso afirmativo en todos los aspecto técnicos (sanitarios, documentales…). Pero, hasta este momento, delegamos el contacto directo y el resto de gestiones documentales y monetarias en el asociado. No nos inmiscuimos en la operación.

Somos conscientes de que en otras entidades más maduras en el campo de la exportación toda la gestión está centralizada en la Asociación, desde el contacto por parte del comprador hasta la gestión documental y monetaria. Entendemos que si crecemos en el mundo de la exportación, uno de los objetivos a corto y medio plazo de ACRIFLOR debe ser facilitar dicho servicio a sus asociados, pues eso repercutirá en una mayor eficiencia en la gestión así como en la garantía legal de las operaciones.

¿Se hace algún tipo de seguimiento de las ventas en destino?

Dado que el comprador y nuestro asociado son los que finalmente acuerdan los términos de la operación, así como el transporte de los animales, el intercambio de información, si lo hay, se produce entre ellos.

Nuestra intención con la apuesta por la exportación es, como apuntaba anteriormente, centralizar toda la información de las operaciones, y entendemos que la “posventa” debería ir incluida en dicha gestión centralizada.

¿Pertenece ACRIFLOR a alguna plataforma de exportación?

Apostando continuamente por la amplitud y mejora de servicio a nuestros socios, ACRIFLOR acaba de iniciar, junto a otras tres asociaciones nacionales de caprino, un proyecto de internacionalización de la mano de FEAGAS y el ICEX para aprovechar el proyecto Livestock Genetics from Spain, con el objetivo de llevar más allá de nuestras fronteras la genética única de nuestras mejores razas caprinas. Tanto a nivel de ADN como de animales vivos.

¿Qué tipo de asesoramiento recibe el ganadero a la hora de realizar exportaciones?

Nuestro cometido actual como ya apuntaba con anterioridad, consiste en centralizar la información de los interesados, así como asesorar sobre todos los requisitos, técnicos, sanitarios y arancelarios. Dejando en manos del asociado la operación en sí.

En nuestra nueva apuesta, queremos ampliar ese asesoramiento a un apoyo integral que cubra también la gestión de la operación a nivel documental, económico y de garantía. Si bien, todavía debemos decidir internamente cómo articular dicho acompañamiento.

A nivel nacional, ¿cómo han ido las ventas en el 2020, un año marcado por el COVID-19?

El sector agrario ha sido uno de los que menos afectados se ha visto por la pandemia, dado que los productos de primera necesidad no se han visto mermados en su demanda.

Ha seguido habiendo peticiones de ganado y de genética de nuestros animales, tanto desde dentro como desde fuera de la Asociación.

¿Se han incorporado nuevos ganaderos a la Asociación?

El ritmo de incorporaciones a nuestra Asociación es constante desde hace años, no viéndose afectado por la situación sanitaria vivida en el país en 2020.

Si bien, nuestro interés y lucha constante es que los ganaderos se incorporen para inscribir sus animales en Libro Genealógico pero también, principalmente, para que trabajen en la mejora genética de la raza, verdadero objetivo de nuestra organización.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta