lojeña revista

11 Ene La raza Lojeña protagoniza un artículo en la revista de la SEAE

En el artículo se habla del comienzo de la Asociación, del manejo de la raza Lojeña, de terapias naturales y de las cualidades y particularidades de los productos de la raza

El último número de la revista de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) le ha dedicado un reportaje a la raza ovina Lojeña de la mano del presidente de la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino (ACROL), Juan Antonio Moreno Cobo.

En el artículo se habla del comienzo de la Asociación, del manejo de la raza Lojeña, de terapias naturales y de las cualidades y particularidades de los productos de la raza. Recogemos el siguiente fragmento:

“El 80% de la Lojeña se desenvuelve en un ecosistema de 30.000 ha que acoge a varios municipios: Alhama de Granada, Zafarraya, Salar y Loja.” Son sierras comunales ecológicas, con ricos pastos nutritivos y abundante flora local de aromáticas como el tomillo, romero, diente de León, árnica… Su ganado de Lojeña, de unas 1.500 cabezas, sigue un sistema de cría extensiva, “totalmente en libertad las 24 horas bajo pastoreo conducido”, con alimentación natural y ecológica durante todo el año, incorporando esas plantas aromáticas y otras innovaciones “que estamos estudiando (moringa, aceite de argán, Ras el-hanout)” a través de la ración diaria, “y eso lo traslada luego a la carne”.

Tratando de diferenciar el producto hasta los extremos, en 2009 “planteamos un plan homeopático con Carmelo García Romero. Intentamos recuperar todo el conocimiento que tenían nuestros mayores y se había perdido, como las terapias naturales para prevenir enfermedades o mejorar su bienestar”.

Como ejemplo habla del aceite de miera. “Antes se daba una cucharada sopera en otoño y primavera a cada una. Lo hemos recuperado y traemos el aceite de una planta de destilación de aromáticas ecológica que está en Ossa de Montiel (Albacete). Y esto, quita todos los parásitos intestinales por vía natural. También “fumigamos” a las ovejas después del esquilarlas con agua del río Salado (con gran concentración de sal) y le echamos un poquito de miera. Como cicatrizante y desparasitador funciona muy bien”.”

REF: O-110119
Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on FacebookTweet about this on Twitter


Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar