04 Jun 2021 Ganaderos de ACROL participan en una mesa redonda de la Escuela de Pastores de Andalucía

Los alumnos se mostraron muy interesados y participativos, formulando una gran cantidad de preguntas y quedando muy satisfechos con las respuestas

Ganaderos de la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino (ACROL) han participado recientemente en una mesa redonda con los alumnos de la X Edición de la Escuela de Pastores de Andalucía.

Durante este encuentro, celebrado en en las instalaciones del IFAPA de Granada, estos ganaderos dieron su visión de la ganadería tradicional de antaño e hicieron una comparativa con la ganadería actual.

Los alumnos se mostraron muy interesados y participativos, formulando una gran cantidad de preguntas y quedando muy satisfechos con las respuestas, además de seguir con atención las explicaciones realizadas por algunos ganaderos octogenarios.

Por su parte, los ganaderos de ACROL les desearon mucha suerte durante la formación y les dieron ánimos para comenzar su carrera como ganaderos y pastores.

SOBRE LA ESCUELA DE PASTORES

La Escuela de Pastores de Andalucía es un proyecto conjunto y colaborativo, coordinado por Ifapa, en el que participan instituciones públicas y privadas del sector de la ganadería extensiva andaluza y que cuenta con recursos del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader). Se trata de una modalidad de formación singular que se fundamenta en la transmisión al alumnado de aquellas habilidades tradicionales propias de la figura del pastor y de las herramientas y conocimientos necesarios para afrontar los nuevos retos de la ganadería actual. Asimismo, también contempla la importante función que ejerce este profesional de la ganadería extensiva como gestor medioambiental al contribuir al mantenimiento de sistemas de producción tradicionales en perfecto equilibrio con el medio ambiente.

Este proyecto que desarrolla el Gobierno andaluz permite generar una alternativa laboral, al tiempo que incide en la preservación de los espacios naturales protegidos y de las razas autóctonas ganaderas. Además, también contribuye a poner en valor los productos derivados de la ganadería y a reconocer socialmente a los ganaderos pastores. De esta forma, se incide también en la supervivencia de un amplio patrimonio histórico y cultural relacionado con la actividad ganadera extensiva, con gran tradición en Andalucía, pero que, entre otros retos actuales, debe hacer frente a la falta de relevo generacional.

Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter