ACROL envía una carta al ministro de Consumo, Alberto Garzón

Desde la Asociación invitan al ministro a conocer la labor que desempeñan los ganaderos de raza Lojeña, que pastorean sus rebaños en un régimen extensivo y ecológico

Tras el polémico vídeo sobre el consumo de carne protagonizado por Alberto Garzón hace unas semanas, la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino (ACROL) ha enviado una carta al ministro de Consumo invitándole a conocer la Asociación y la labor diaria de los ganaderos que la componen, el ecosistema donde ejercen su profesión y el entorno en el que pastorean sus rebaños (las sierras de Loja, entre otros enclaves) para que pueda comprobar de primera mano la labor medioambiental de conservación y mantenimiento de ecosistemas de alto valor ecológico, la prevención de incendios, la custodia del territorio, la fijación de población al mundo rural, el embellecimiento del paisaje, la conservación del patrimonio genético y cómo se lleva a cabo la producción de una carne sostenible y saludable, con unos parámetros fisicoquímicos muy distintos al de otro tipo de carnes y donde confluyen la salud humana, la salud o el bienestar animal y la salud medioambiental, atendiendo al concepto “Una única Salud”.

Desde ACROL entienden, y así se lo hacen ver al Ministro, que todas estas bondades y beneficios que aporta la ganadería extensiva ecológica con el fomento y la crianza de las razas autóctonas tanto al planeta como a la sociedad en general, no pueden ni deben quedar diluidas en un vídeo con declaraciones en las que sólo se les menciona “de pasada”; ni tampoco desacreditadas en frases como “menos carne, más vida” o “si quieres conservar el planeta, consume  menos carne”.

Desde la Asociación solicitan al ministro de Consumo y a su Ministerio que se apoye este tipo de ganadería singular y diferente con vídeos y campañas de comunicación informativas, que generen reconocimiento hacia este modelo ganadero sostenible y respetuoso con el medio ambiente que, además, es parte de la solución contra el cambio climático (y no del problema).

“Entendemos que con esas campañas explicativas el ciudadano estaría en disposición de hacer de su carro de compra un carro de combate contra el cambio climático y contra muchas injusticias”, manifiestan desde ACROL.