Torta del Casar

28 Jul El Consejo Regulador de la Torta del Casar publica unos consejos de conservación

La Torta del Casar es un queso natural, elaborado mediante métodos tradicionales a base de leche cruda de oveja procedente de ganaderías controladas, cuajo vegetal y sal

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar ha publicado en su web una serie de consejos de conservación del producto para que los consumidores no tengan ningún problema a la hora de degustar este queso durante el verano.

La Torta del Casar es un queso natural, elaborado mediante métodos tradicionales a base de leche cruda de oveja procedente de ganaderías controladas, cuajo vegetal y sal.

Es un queso de corteza ligera y fina, semidura, su principal característica es su textura altamente cremosa, que hace que en determinados momentos de la maduración debe ser vendado para evitar que la pasta, de color entre blanco y marfil, se derrame a través de las grietas de la aún blanda corteza.

Tiene una forma muy característica que recuerda a una torta de pan, razón por la que se escogió su nombre. Con aromas lácticos y vegetales, y un gusto intenso y desarrollado, resulta fundente al paladar, muy poco salado y ligeramente amargo, característica esta que se debe al uso de cuajo vegetal.

Para su correcto consumo y conservación, el Consejo Regulador establece las siguientes pautas:

  • Una vez adquirida la Torta del Casar, manténgala en el frigorífico o en un lugar seco y fresco, que no supere los 12 grados.
  • El momento óptimo de consumo es dentro de los siguientes 15 días a la adquisición. Pero si no lo va a consumir en ese plazo, la Torta del Casar puede ser congelada. Si la descongelación posterior se realiza cuidadosamente, no tiene por qué resultar perjudicada.
  • Para disfrutar plenamente de las cualidades de textura, aroma y gusto, la Torta del Casar debe ser atemperada en torno a los 20–21 grados
  • Una vez abierta la Torta del Casar, consúmala en los siguientes 15 o 20 días. A partir de ese plazo puede ir oscureciéndose su color y perdiendo cremosidad. Durante este tiempo debe mantenerse en lugar seco y fresco, como se ha indicado.

Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on FacebookTweet about this on Twitter