Mallorquina

Imprimir
PDF

Introducción

mallorquina
Lleva el nombre de la isla mediterránea donde se encuentra dentro del Archipiélago Balear y se trata de una raza de nueva consideración e incorporación al conjunto etnológico bovino español. Es una raza conocida desde antiguo; sin embargo, sus ancestros son desconocidos, aunque una de las hipótesis con más peso la vincula al Tronco bovino mediterráneo occidental, que desciende a su vez del Bos taurus ibericus, origen también de razas vecinas como la Albera o la Corsa .

El Catálogo oficial de razas de ganado de España de 1979 no la incluía, pero el de 1997 la considera entre las Razas Autóctonas en Peligro de Extinción, lo cual no contradice la condición de raza en estado de reliquia y vías de recuperación, sin perder su hábito ambiental, así como de raza en reserva dentro de un estado natural.

Características generales

Se trata de animales próximos a la elipometría, subconvexos, de formato desde mesolíneo a longilíneo, de poca masa y hueso débil. Capa castaña. Entra de lleno en el grupo de razas rústicas no mejoradas, de bajo censo y plena endogamia que ha permitido reunir en pureza el lote fundacional actual.

Agrupa animales de tamaño pequeño de peso vivo entre 300-350 Kg. en las hembras y 450 Kg. en los toros.

Distribución geográfica

mallorquina_mapa

La raza Mallorquina tiene dos localizaciones dentro Mallorca: la marisma y la montaña seca. En la primera radica el núcleo fundamental del que parten ejemplares para formar otros o reforzar unos terceros. En cualquier caso el área geográfica es típicamente mediterránea y, por tanto, suficientemente conocida.

Características productivas y sistema de explotación

La raza Mallorquina era antiguamente explotada por su triple aprovechamiento (trabajo, leche y carne), si bien la evolución económica de la isla cursó como factor antagónico a su continuidad. Actualmente, se utiliza como factor ecológico e instrumento potenciador de la biodiversidad medioambiental, sobre todo en humedales, situándose en un plano de utilidad que no es el convencional, dado que zootécnicamente se trata de un bovino destinado a la producción cárnica, condicionada por su singular explotación extensiva y las limitaciones del formato corporal, en la que los rendimientos discretos podrían compensarse por la condición de producir carne natural.

Es posible encuadrarla también dentro del grupo de razas con instinto maternal, habida cuenta de su comportamiento en los cruzamientos para carne, aunque esa modalidad reproductiva no se tiene en cuenta en los planes de cría actuales.

Su sistema de cría es de tipo extensivo silvo-pastoril. Vive todo el año a campo y carece de establos o refugios. El sistema reproductivo en monte natural sigue el modelo pastoral loteado para el seguimiento genealógico y ordenación de estirpes independientes. No se registran problemas de partos y sí una buena dotación maternal. El manejo es convencional con vigilancia a distancia y sin más intervención que las maniobras necesarias para conservar los lotes de ganado bajo proceso expansivo.

Expresamos nuestro agradecimiento por su colaboración al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a las Comunidades Autonómas del Estado Español, a las Organizaciones de Criadores de Raza Pura, oficialmente reconocidas por el MAGRAMA y por las CCAA, a los Profesionales de la Ganadería, a las Universidades y a los Centros de Investigación, Selección y Reproducción.