Noticias de Información Sectorial (Bovino)

Gtejerina 13 GEl gobierno español estará muy pendiente del mercado del sector lácteo y pedirá, llegado el caso, fijar unos precios mínimos para asegurar la rentabilidad de las explotaciones ganaderas a partir del año 2015, cuando desaparecerá la cuota láctea. Así lo aseguró Isabel García Tejerina, secretaria general de Agricultura y Ganadería, en su reunión con ganaderos en Cangas del Narcea.

"La cuota láctea funciona si tienes precios competitivos pero, como hemos visto en los últimos años, la cuota ha limitado el crecimiento sin ofrecer beneficios. A partir del 2015 desaparecerá y España, junto a países como Francia, Portugal o Italia, estará muy vigilante para que los mecanismos de mercado permitan que haya rentabilidad en las explotaciones. Si no, se podrían buscar vías como precios mínimos", señaló García Tejerina.

La secretaria general aseguró en su conferencia que la nueva PAC será beneficiosa para una región como Asturias. "Por un lado están las ayudas del pago acoplado, que aumentan un 50% en el sector lácteo, y se aplicarán a las cabezas de ganado reales que tiene cada ganadero y no solo a los que tienen derechos, como venía siendo hasta ahora. Esto es, sin duda, un beneficio para una región como Asturias donde hay más vacas nodrizas que derechos", subrayó la secretaria general.

Sin embargo, García Tejerina no pudo precisar cuál es la cantidad que se destinaría a Asturias: "Hay que decir que el dinero no es para las comunidades autónomas, sino para los ganaderos y agricultores de esa región. Pero la cantidad total es imposible de identificar ahora mismo con precisión". De hecho, se espera que sea a finales de este semestre cuando desde el MAGRAMA se haga público una primera valoración de lo que podrá obtener cada agricultor y ganadero de las ayudas de la PAC.

Por último, ante las preguntas de los propios asistentes, la secretaria general de Agricultura ha abundado que "hay que definir" cómo se otorgarán estas ayudas sobre el pago acoplado a las vacas nodrizas, que entiende que "lo normal" es que "tengan en cuenta las zonas de montaña o con especial dificultades".