celtiberica expansion

26 Jul La Blanca Celtibérica, la “mejor carne de cabrito de España” según Expansión

Javier Caballero, redactor del espacio Fuera de Serie del periódico Expansión, escribe sobre la Blanca Celtibérica

La raza autóctona en peligro de extinción Blanca Celtibérica sigue siendo noticia. Si hace unas semanas circulaba información sobre el evento de presentación del Logotipo Raza Autóctona 100% Cabrito Celtibérico, que tuvo lugar en Nerpio (Albacete) el pasado 29 de junio, la concesión de este sello de calidad, que se otorgó a la Asociación de Ganaderos Criadores de Raza Caprina Blanca Celtibérica (AGRACE) a finales de 2016, sigue generando noticias y reportajes sobre esta raza caprina.

Sin ir más lejos, Javier Caballero, redactor del espacio Fuera de Serie del periódico Expansión, escribe sobre la Blanca Celtibérica considerando que es “la mejor carne de cabrito de España”, elección de palabras que ha utilizado para titular su artículo.

La pieza contiene declaraciones de Restituto Jiménez y Dolores Sánchez, presidente y secretaria ejecutiva de AGRACE, respectivamente, además de contar con la visión de Rafael Herreros, chef del Restaurante Dallas que ganó en noviembre el Certamen Euro-Toques con su plato “Cabrito relleno de Queso Manchego, con orejones, setas y pistachos”.

El escrito también recoge distribución geográfica de la raza, características morfológicas de los animales y datos censales tanto de ejemplares como de explotaciones dedicadas a la Blanca Celtibérica.

Del artículo de Javier Caballero rescatamos lo siguiente:

“Tan sabroso magro trae en boca trazas y ecos de tomillo, espliego, mejorana, aliaga, romero, carrasca… Se ha acostumbrado la blanca celtibérica a una dieta silvestre fragante -y en zona de pastos tan pobres, terrenos tan abruptos- que complementa lamiendo el salitre de piedras erráticas y bloques de granito.

Mimada en régimen extensivo, los historiadores creen que el origen de la blanca española radica en Egipto y al Norte de Sudán. Al plato llega el cabrito a la brasa de madera de encina; o frito al ajillo, típico de estos lares; también se elabora a la cazuela y al horno, arropado con patatas humildes. No presenta apenas grasa como su hermano el cordero (se trata de una carne magra con menos de 5 g de grasa por cada 100 g de alimento), y que va a sacrificio a los 50 días, con un peso no superior a 10 kilos. Cocineros como ese manchego de estirpe y aroma a ajos llamado Manuel de la Osa (una estrella Michelin en Las Rejas, en la localidad conquense de Las Pedroñeras) lo trabajan o han trabajado.”

Puede acceder al reportaje completo haciendo click aquí.

Comparte la noticia en tus Redes Sociales Share on FacebookTweet about this on Twitter